20140824101124-crearan-instituto-investigacion-yeti-rusia-1-641120.jpg

Una leyenda es una narración de hechos naturales, sobrenaturales o mezclados, que se transmite de generación en generación de forma oral o escrita. Generalmente el relato se sitúa de forma imprecisa entre el mito y el suceso verídico, lo que le confiere cierta singularidad.

Con lo que respecta a Andalucía, y en concreto a Cádiz, existen gran cantidad de leyendas que cumplen con las premisas del párrafo anterior; a lo que debemos de añadir que prácticamente en la totalidad de ellas (puede rondar el 95 por ciento) hay un hecho o un suceso que ocurrió realmente.

Ejemplo de lo que acabo de afirmar puede ser la leyenda del hombre pez o el barco del arroz, tratadas oportunamente en este medio de expresión. De hecho, la fotografía que existe en mi muro de Facebook es autentica y es una de las muchas existentes del barco del arroz. Independientemente de la leyenda, dio origen a una expresión muy gaditana que dice: “estas más perdido que el barco del arroz”.

Desde hace un par de meses circula por Cádiz capital algo que podemos denominar como leyenda urbana. Distintos vecinos del casco antiguo afirmar haber visto un niño de unos 12 años de edad que se dedica a pasar la noche en las azoteas. Coge ropa tendida para resguardarse durante la noche y sobre las 7 de la mañana abandona el lugar. Este chaval va descalzo y la descripción que hacen de él es que tiene unos 12 años, aportando muy poca información.

La ropa utilizada por la noche aparece amontonada en alguna esquina de la azotea elegida esa noche. Actualmente lo tengo en estudio, solicitando la colaboración de los lectores por si pueden aportar datos o información que nos lleven a determinar si esto está pasando realmente o se trata de una simple leyenda urbana sin visos de realidad.

Una de las leyendas más populares y conocidas de todos es la del yeti; pero, quizás no tan conocida es la del yeti ruso. Se afirma que habita en Siberia, en una zona cubierta por antiguos bosques en medio de la Taiga. Un lugar lleno de misterio y creencias ancestrales.

Nada mejor que utilizar una de las muchas imágenes de ese yeti ruso para complementar estas palabras, esperando que entre todos seamos capaces de determinar si es realidad o no la historia de ese niño que duerme en las azoteas del casco antiguo gaditano.