20140718125328-olveraluna-647x450.jpg

Una de las divinidades principales de la mitología greco-romana, uno de los dioses del Olimpo, hijo de Zeus y Leto y hermano gemelo de Artemisa era Apolo.  Después de Zeus fue el dios más venerado de la antigüedad.  Fue también el nombre utilizado en 1960 por la NASA para denominar lo que se ha conocido como Proyecto Apolo, con el objetivo de poner al ser humano en la Luna.

Ese proyecto constó de tres misiones no tripuladas, denominadas AS-201, 202 y 203, y 17 misiones tripuladas; aunque en un principio estaba previsto que fueran 19. Inesperadamente se interrumpe con el Apolo XVII, a pesar de estar ya construidos los cohetes propulsores Saturno V de las dos siguientes.

El Apolo I fue un fracaso antes de su lanzamiento, muriendo la tripulación en uno de los muchos entrenamientos. El XI puso a dos seres humanos en la Luna y el XIII fracasó al estallar un tanque de oxigeno a muy corta distancia de nuestro satélite. Pero, la NASA convirtió el fracaso en todo un éxito, al regresar a la Tierra a pesar de las muchas dificultades sana y salva la tripulación. Existe una película que narra con todo detalle esa misión.

Como en anteriores entradas de este verano los astronautas informaron de extrañas observaciones, existiendo también fotografías que hoy en día se siguen discutiendo y poniendo en tela de juicio las explicaciones oficiales. Igualmente, existen distintas teorías sobre el motivo de que inesperadamente se interrumpiera el programa, a pesar –tal como se decía antes- de estar construidos y pagados los siguientes dos cohetes Saturno V.

Hay quien afirma que fuimos echados de la Luna por extraterrestres. Otros afirman que esas dos misiones si se llevaron a cabo de forma secreta. El objetivo era tener un encuentro con esos extraterrestres en un territorio neutral como podía ser nuestro satélite. Ya tendremos tiempo de comentar en profundidad las distintas teorías existentes.

Hablamos de la Luna y este verano tendremos por tres veces un interesante fenómeno conocido como “superluna” o “luna de periego”. Consiste en el extraordinario tamaño de la luna llena debido a que nuestro satélite describe una elipsis a nuestro alrededor y este4 veranos la tenemos unos 50.000 kilómetros más cercana de lo habitual.

Uno ya ha tenido lugar y los otros dos serán el próximo 10 de agosto y el 9 de septiembre. Existe una fotografía de esa luna que ha dado la vuelta al mundo y ha sido tomada a muy pocos kilómetros de donde me encuentro, en concreto en la localidad gaditana de Olvera.

Nada mejor que utilizarla para ilustrar la entrada, prometiéndoos tratar dentro de unos días esas dos misiones secretas para algunos.