20140726183713-apollo-11-first-step.jpg

El pasado día 21 se cumplieron 45 años de la llegada del ser humano a la Luna. Tres astronautas americanos a bordo del Apolo XI fueron los encargados de semejante proeza. Proeza que desde el mismo instante que se produce se encuentra envuelta en criticas e incluso se ha llegado a afirmar que todo fue un montaje. Bart Winfield Sibret en un documental escrito, producido y dirigido por él criticó el programa espacial americano; llegando a afirmar que todo fue un montaje, realizándose en un estudio cinematográfico las imágenes que todos conocemos.

Según Sibret, hubo numerosos problemas técnicos y científicos insuperables para llevar a un hombre a la Luna y traerlo de regreso a la Tierra de manera segura y que ciertas anomalías e inconsistencias en los registros de la NASA apuntan hacia una farsa. Sin embargo, las afirmaciones de Sibrel sobre un montaje en los alunizajes Apolo han sido rechazadas en los círculos científicos y espaciales.

Las misiones Apolo en un principio constaban de 19 misiones tripuladas, interrumpiéndose inesperadamente en la 17, a pesar de estar ya construidos y pagados los cohetes propulsores de las misiones 18 y 19. Para algunos fue por falta de presupuesto, para otros esas dos misiones se llevaron a cabo de forma secreta. El caso es que esas misiones nunca se llevaron a cabo.

Personalmente nunca he entendido cual fue la causa del abandono del interés por nuestro satélite, era como si de repente ya no interesara, como si alguien –ajeno al ser humano- hubiera decidido que estábamos de más allí.

No obstante, si el ser humano se plantea en serio viajar a nuestro planeta vecino Martes. Se debe comenzar por volver a la Luna al objeto de efectuar allí los ensayos necesarios.

Quiero aprovechar estas líneas para agradecer a todos el interés que día a día demuestran por mi blog personal. En enero del pasado año 2011 di de baja el antiguo blog y puse en marcha este con el contador de visitas a cero. Hoy, a los dos años y medio, se han llegado a las 25.000 visitas. Una vez más gracias a todos.

Y ya que hablamos de la Luna nada mejor que utilizar la imagen de la llegada del ser humano a nuestro satélite para ilustrar la entrada. Según Sibret, la transmisión al público fue una imagen en blanco y negro filmada de una imagen proyectada sobre una pantalla para ocultar los detalles de la falsificación.