20130617101444-rostro-humano-evolucion-cara-humana-apariencia-humana-hombre-del-futuro-mdsima20130610-1722-41.jpg

Con ocasión de un comentario efectuado en la lista de correo de Andalucía Misteriosa me estoy preguntado si la raza humana debe evolucionar en su aspecto físico para conquistar el espacio. Lo primero que debemos plantearnos es si antes de que eso pueda ocurrir seguiremos aquí.

El ser humano es autodestructivo y puede que en muy poco tiempo, por contaminar, por destruir nuestro hábitat o por una guerra acabemos con nuestra raza. Si esto no ocurre, la segunda pregunta que me planteo es: ¿existe voluntad política para conquistar el espacio?

Hizo falta una guerra fría y la afirmación de un presidente americano para que se produjera una carrera entre soviéticos y americanos por llegar primero al espacio y después a nuestro satélite, la Luna.

Después, y siempre según los americanos por falta de presupuesto, nos olvidamos de la Luna. Años después se comienzan las misiones a estaciones espaciales y se habla de ir a Marte en treinta años. El reloj se puso en marcha y actualmente pasará ese plazo sin que lo hagamos.

He estado leyendo algunos trabajos al respecto, entre ellos uno firmado por Alan Boyle y titulado HUMAN EVOLUTION AT THE CROSSROADS, y la verdad: no se que deciros.

Lo único que tengo claro es que la raza humana evoluciona desde su nacimiento y sigue haciéndolo. Lo hace, y es mi opinión personal, para adaptarse al planeta en donde vive. El que un puñado de hombres salgan al espacio no significa que todos debamos cambiar nuestro aspecto para ese nuevo entorno; salvo que por causas que en estos instantes no alcanzo a comprender cambie radicalmente nuestro hábitat. En ese instante sería evolucionar o morir.

La foto que ilustra la entrada es una de las muchas existentes que intenta explicar como seremos dentro de varios miles de años. A destacar la forma apepinada o en forma de pera invertida de la cara y esos enormes ojos. Que cada cual extraiga sus propias conclusiones.