20141021121355-maremoto.jpg

Un tsunami es un evento complejo que involucra un grupo de olas de gran energía y de tamaño variable que se produce cuando algún fenómeno extraordinario desplaza verticalmente una gran masa de agua. Hay cálculos que afirman que el 90 por ciento de estos fenómenos son producidos por terremotos.

El día de Todos los Santos del año 1755, el próximo día 1 de noviembre hará 259 años, amanece esplendido en Lisboa (Portugal) hasta que a las 09.30 horas se produce un terremoto de seis minutos de duración y con 17 replicas; siendo sentido en prácticamente toda España.  Llega hasta Cádiz convertido en maremoto con olas de 12 a 15 metros de altura, algunas superando los 30. Fredric Christian Sternleuw, un marino sueco, definió aquello como "el acontecimiento más trágico que hayan contemplado ojos humanos". Lo explicó así: "Unas horas antes de que la tierra se abriera, comenzó el mar a crecer con rapidez increíble. La mayor parte de los barcos se desprendió de las anclas y quedó a la deriva. Finalmente, el mar subió de tal modo que muchos barcos fueron arrastrados hasta tierra".

En el barrio de La Viña, dos clérigos de la Iglesia de Santa Catalina (Iglesia de La Palma), el fraile capuchino Bernardo de Cádiz y el párroco Francisco Macías, sacan en procesión por las calles del barrio y hasta la playa de La Caleta, que se encuentra en las inmediaciones del lugar, un estandarte de la Virgen de La Palma y un pequeño crucifijo. Al llegar clavan en el suelo el estandarte y gritan: “si eres Madre de Dios que no pase de aquí las aguas”. Cuenta la leyenda que el mar llega hasta los pies de la virgen y poco a poco comienza a retirarse. Actualmente la Virgen de La Palma es uno de los tres benefactores de la ciudad, junto con Jesús Nazareno y Nuestra Señora del Rosario.

 También cuenta la leyenda que ese día en distintas localidades de la Bahía de Cádiz se sacaron en procesión varias imágenes religiosas, repitiéndose la expresión anteriormente mencionada que da lugar a la repetición del fenómeno producido en la Playa de la Caleta. (Para conocer el relato completo ver en la web de Andalucía Misteriosa el trabajo titulado ALGUNAS LEYENDAS DE CADIZ).

En España. El rey Fernando VI, ante la magnitud del terremoto y por haberlo vivido en primera personal, ordena al gobernador del Supremo Consejo de Castilla la preparación de un informe sobre el terremoto. Para realizarlo se elabora un cuestionario de ocho preguntas dirigido a las personas de “mayor razón” de las capitales y pueblos de cierta importancia, para que contestaran lo más rápido posible y con su respuesta tener una idea más acertada de la incidencia del terremoto en el reino.  Se recibió contestación de 1.273 localidades.

Y, tal como ha ocurrido otras veces en Cádiz –ejemplo de ello es la explosión de 1947- el maremoto cayó en el olvido, motivo por el cual creo conveniente recordarlo a pocos días del aniversario de esta tragedia.

Nada mejor que utilizar un grabado que reproduce lo ocurrido en el Puerto de Santa María para ilustrar la entrada.