20140102113722-finlandia.jpg

Aurora, un hermoso nombre de mujer. También es un fenómeno celeste en forma de brillo o luminiscencia que aparece en el cielo nocturno, principalmente en zonas polares. En el hemisferio norte se denomina aurora boreal, mientras que en el hemisferio sur se conoce como aurora austral.

En la última entrada del año pasado apuntaba como posibilidad a la Estrella de Belén la exposición de una supernova. Además de intentar explicar lo que pudo haber visto Ezequiel.

Los fenómenos descritos en la Biblia debemos estudiarlos desde el punto de vista de la mentalidad de sus escritores, que la escribieron con los conocimientos de hace dos milenios. En aquellos momentos también existían una serie de fenómenos físicos que hoy en día son totalmente conocidos y explicados. Con ello no quiero decir ni mucho menos que todos tengan explicación.

Las auroras son fenómenos que de forma más o menos esporádica se dan en latitudes más calidas; y como otra posibilidad me pregunto si Los Reyes Magos también pudieron observar una.

Con lo que respecta a España me ha llamado poderosamente la atención una ocurrida en Mallorca en el año 1938; existiendo amplias referencias en prensa a nivel local y nacional, amen de varios interesantes estudios.

Sobre esta en concreto, algunos investigadores afirman que fue tratada de distinta manera en los medios escritos españoles; quizás no con la objetividad que el fenómeno merecía, poniendo entre otros ejemplos lo dicho en “La Vanguardia” de Barcelona, y la enorme subjetividad del general Queipo de Llano que utilizó la historia como "señal providencial" de que el jefe del gobierno republicano, Juan Negrín, tenía que dimitir…

Parece ser que este militar era dado a "gracietas" similares en sus conocidas alocuciones radiofónicas, muy seguidas a uno y otro lado de las trincheras, y en este caso tiene la virtud de rescatar la anécdota decimonónica del ministro y el gobernador que utiliza como excusa. Por desgracia no se aportan otros detalles como nombres y fechas para poder comprobar su veracidad.”

Con todo esto quiero decir que los fenómenos, tanto ufológicos como parasicológicos, de la antigüedad o donde no se pueden entrevistar testigos deben de ser estudiados dejando al margen creencias de tipo religioso; y a veces, intentando comprender la mentalidad o conocimientos que pudiera tener el escritor de turno.

Nada mejor que usar una fotografía de una aurora observada en Finlandia para mostrar de forma grafica este interesante fenómeno de los cielos de nuestro querido planeta…