20151123183226-312819-298191310193461-1925319742-n.jpg

 

Se afirma que en el saco de la Bahía de Cádiz, existe un cráter submarino entre el Caño del Trocadero y el Fuerte de San Luis (Puerto Real). Siendo lo más sorprendente su perfecta forma circular y su origen se le atribuye al impacto de un meteorito.

Se conoce por una instantánea aérea hecha hace algunos años por uno de los más reconocidos fotógrafos de Cádiz, Joaquín Hernández “Kike” que fue el que transmite todo su entusiasmo a Jesús Borrego, para que este investigador gaditano centrara todo sus esfuerzos en averiguar que esconde este extraño boquete en nuestra bahía.

El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española define la palabra “cráter” de tres formas distintas, indicando en la primera que estamos ante una depresión topográfica más o menos circular formada por explosión volcánica y por la cual sale humo, ceniza, lava, fango u otras materias, cuando el volcán está en activo. Añadiendo seguidamente que también puede estar producido por la caída de un meteorito o ser una depresión por lo común de forma circular y márgenes elevados.

Como muchos de vosotros conocéis, llevo investigando nuestra querida bahía desde 1994 y este cráter no se encuentra recogido en ninguna de las muchas cartas náuticas existentes. Interpreto que no estamos ante un cráter tal como es definido por la Real Academia de la Lengua. Se trata de otro tipo de accidente geográfico que definiré en el momento oportuno, pudiendo existir en el interior de la bahía hasta cuatro de ellos. Uno tapada con los escombros procedentes del dragado del canal de entrada a la Factoría de Bazán y el Arsenal de la Carraca en la década de los 60 del pasado siglo.

Para entender las especiales características del lugar debemos de consultar la obra de J. Gavala, publicada por la Diputación de Cádiz en el año 1992, titulada GEOLOGIA DE LA COSTA Y LA BAHIA DE CADIZ, “EL POEMA ORA MARITIMA DE AVIANO”.  Además de una investigación comenzada en la segunda mitad de la década de los 90 por la Universidad de Cádiz conjuntamente con el Instituto Geológico Minero de Oporto (Portugal), la Universidad de Moscú (Rusia) y el Instituto Geológico Minero Ruso. Se llegaron a catalogar en un primer momento hasta 50 volcanes submarinos en el Saco de Cádiz aunque desde el punto de vista vulcanológico no son peligrosos; llevando uno de ellos el nombre de San Petersburgo, en honor al buque oceanográfico ruso participante en la primera campaña,

Estas líneas es un adelanto a un amplio trabajo sobre el particular que esperemos que vea la luz si no a finales de este año a primeros del próximo. En el mismo espero dar explicación a gran parte de los misterios envueltos en la bahía, por no decir a su totalidad.

No soy nadie para criticar a otros investigadores, pero estoy en mi derecho a preguntar. Y si no me gustan sus respuestas a repreguntar. A todos ellos les efectuaría una única pregunta: ¿Qué autoridad tiene un director de museo para autorizar el buceo en el interior de la zona de seguridad de una base militar?

Anteriormente he hablado de volcanes, ¿tendrán algo que ver con la desaparición de La Atlántida?  En el trabajo que preparo esta pregunta no tiene respuesta, pero…

NOTA  ACLARATORIA: Se denomina saco de la bahía al interior de la misma donde se encuentran las localidades de Puerto Real, San Fernando, dos astilleros y el Arsenal de la Carraca. Nada tiene que ver con el Saco de Cádiz, que comprende una extensión mucho más amplia.