20150829173345-352glli.jpg

En esta calurosa tarde de finales del mes de agosto me vienen a la mente algunos recuerdos, quizás ya tratados aquí alguna vez- Y, como en el tema del misterio estamos teniendo un verano muy tranquilo, quizás sea el momento de llevar esos recuerdos al papel.

Sobre las 22,10 horas de otra calurosa tarde del mes de agosto, para otros a una hora aun más temprana, se produjo en Cádiz capital una tremenda explosión. Fue el 18 de agosto de 1947, y el hecho se produjo en la Base de Torpedos existente por aquellos días en la capital, donde actualmente se encuentra el Instituto Hidrográfico de la Marina.

Existen unos héroes olvidados de aquel día, que al mando del entonces Capitán de Corbeta Pascual Pery Junqueras (que llego a ser Ministro de Marina en el año 1977) sacaron del lugar a pulso una serie de vagones de ferrocarril cargados con minas y torpedos; evitando que explotaran.

Son algunos de esos héroes de los que nunca se volvió a hablar, e incluso hoy en día se ignoran sus nombres. Solo se recuerda a su jefe, ¿quizás por llegar a ser ministro?

Otros, los Artilleros de Puntales, que defendieron Cádiz durante la Guerra de Independencia fueron condecorados con la Medalla de Carlos III, pero en ningún lugar se les recuerda si con siquiera un monumento,

Ya es hora de un reconocimiento oficial a tantos marineros que de una forma u otra defendió Cádiz- Solo se recuerda a uno de ellos y fue debido a que Adolfo Suarez lo nombró ministro durante unas pocas semanas.

Otro recuerdo que me viene al papel tiene lugar en 1755. Me refiero al maremoto de Cádiz; pero, ya llegará noviembre para recordarlo.

Sobre ambos asuntos encontrasteis aquí y en la web de Andalucía Misteriosa, también en el Diario Digital de la Bahía de Cádiz, amplia información. Pero no los nombres de esos héroes anónimos, que no fueron solos los mencionados aquí.

En honor a todos ellos, y a cuantos marinos dieron su vida a lo largo de los años, ilustraré la entrada con el dibujo de sus uniformes. El de la derecha se corresponde con el de un simple marinero.

¿Cuántos héroes anónimos y olvidados existirán en nuestra querida Andalucía?...