20150317102703-paraeidolia.jpg

Existe una creencia consistente en que la esencia individual de las personas, sea su mente o alma, adopta un cuerpo material no solo una vez sino varias según va muriendo. La creencia en la reencarnación ha estado presente en toda la humanidad desde la antigüedad, en la mayoría de las religiones orientales, como hinduismo, budismo y taoísmo, y también en las religiones africanas y tribales de América y Oceanía.

Actualmente la prensa habla de un niño llamado Luke, que vive en Cincinnati (Ohio, Estados Unidos) que afirma que es la reencarnación de otro niño de raza afroamericana, muerto en un incendio en Chicago en el año 1993 en un incendio. Para continuar afirmando que se acuerda de todo y que desde que tenía 2 años intenta convencer a sus padres de la reencarnación.

Ignoro si existen casos parecidos en estos momentos en Andalucía. Lo que si existen son fenómenos relacionados con fantasmas, que quizás puedan ser esas almas o esencias que hablábamos al principio a la espera de pasar a mejor vida o a reencarnarse en otro ser humano.

Existe una gaditana, que vive en el casco antiguo de Cádiz, que afirma que a su alrededor ocurren cosas raras y que hay unas extrañas fotografías que confirma sus historias. Supongo que tendremos motivos en un futuro para volver sobre el tema.

En las investigaciones llevadas a cabo por un grupo de buenos amigos en el Poblado de Santi Petri y un solar de Chiclana donde se afirma que existen fantasmas obtuvimos algunas de esas imágenes raras. Me refiero a lo que se conoce como paraidolia, ya tratada en esta publicación.

Dada mejor que una de esas imágenes para ilustrar estas palabras…