20140524182137-extraterrestre-de-frente.jpg

Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española INFILTRADO significa “persona introducida subrepticiamente en un grupo, en territorio enemigo…”; escuchando por primera vez esta expresión, con lo que respecta al fenómeno OVNI, hacia 1993. Se referían a una raza extraterrestre que vivía entre nosotros, pasando totalmente inadvertida.

El autor de ese reportaje se refería a la provincia de Cádiz, en concreto en los alrededores de la antigua Carretera Nacional IV, ayudándose esos extraterrestres de una concreta línea de autobuses interurbanos para desplazarse entre las localidades de Conil, Vejer, Barbate, etc. Llegando a afirmar que la economía de algunas de esas ciudades se basaba en los ingresos generados por esos extraterrestres. Una autentica barbaridad.

Sin ninguna duda, y relacionado con infiltrados extraterrestres, el caso más importante ocurrido en España y sur de Francia tiene lugar a lo largo de la década de los 60 y 70 del pasado siglo; refiriéndonos a lo que se ha conocido como el caso UMMO.

La raza ummita se dedicaba a remitir cartas a distintos investigadores explicando una serie de temas relacionados con su civilización, las matemáticas, la física, etc. En la década de los 90 José Luis Jordán Peña se confesó autor de esta trama. Autoría que personalmente dudo, añadiendo por nuestra cuenta “en compañía de terceras personas”.

Para el investigador Mike Dash, estos extraterrestres procedente de un planeta de igual nombre, que se encuentra alrededor de la estrella enana roja Woolf 424 (constelación de Virgo) llegaron a la Tierra el 28-03-1950 en La Javie (Alpes franceses), remitiendo su primera carta el 06-02-1966.

Para muchos estábamos ante un gigantesco experimento de tipo sociológico o psicológico, para otros era obra de determinados servicios secretos, etc. Hoy en día, y principalmente en algunos países sudamericanos, siguen existiendo personas que creen en los ummitas.

Ya que hablamos de razas extraterrestres que nos visitan, nada mejor que una de las muchas imágenes de una de esas razas para ilustrar la entrada. La de los grises, que sin ninguna duda hablaremos este verano de ella.