20130601183542-el-barco-del-arroz.jpg

En Andalucía, y en concreto en zona de costas, existe una expresión que dice: “estas más perdido que el barco del arroz”. Esta afirmación se encuentra relacionada con una serie de leyendas marítimas que hace referencia a la pérdida de ayuda humanitaria con destino a España que nunca llegaron. Ha llegado el momento, después de mucho prometerlo, de hablar del barco del arroz.

El Alcatraz era un buque argentino enviado en la década de los 50 por Juan Domingo Perón a España con ayuda humanitaria. Su destino era la costa andaluza, pero por causas que se desconoce nunca llegó a su destino. La mayor parte de su carga era arroz.

También se cuenta que en los años 50 un barco cargado de arroz que se encontraba en los muelles de Cádiz  fue arrastrado por la corriente, partiéndose en dos y cayendo al mar su carga; aunque se pudo recuperar gran parte de ella.

Vamos por la tercera, como las sevillanas. A principios de los 80 se efectuó una colecta en las marismas sevillanas para recoger arroz con destino a Etiopia. Finalizada esta se remitió por vía marítima, pero nunca llegó el cargamento a su destino. Este hecho hizo aun más popular la expresión.

Por último, y como las sevillanas son cuatro, el 27 de febrero de 1994 un buque de bandera chipriota se encontraba a la altura de Chipiona (Cádiz), a la espera de poder entrar en río Gualquivir. Su destino era Sevilla y llevaba en sus bodegas 6.000 toneladas de arroz.

Debido al mal tiempo el buque encalló, se produjeron varias vías de agua, el arroz se infló y el buque acabó partido en dos. Por supuesto que ese arroz tampoco llegó nunca a su destino.

Estos cuatro sucesos dieron origen a la expresión andaluza, y aun más gaditana, “estas más perdido que el barco del arroz”, formando ya parte de las muchas leyendas urbanas existentes en Cádiz relacionadas con el mar.

La imagen que ilustra esta entrada se corresponde con el buque Weisshom, que fue el que se partió en dos frente a Chipiona (Cádiz) con esas 6.000 toneladas de arroz.

Por mi parte, acabo de cumplir mi promesa. A ver que os prometo ahora…