20130404112049-terror.jpg

Hace unos días Maduro, candidato a la presidencia de Venezuela, afirmaba que cuando murió Chaves subió al cielo y le dijo a Dios que ya era hora de elegir un Papa latinoamericano. Poco después era elegido el Cardenal de Buenos Aires como máximo representante de Dios en la Tierra. Y ayer este mismo señor afirmaba que se le había aparecido Chaves en forma de pajarillo para darle su bendición. Todo esto me hace peguntarme: ¿existe un teléfono para hablar con los muertos?

Cuando los hermanos Fox inventaron la primera y rudimentaria “OUI-JA”, nadie estaba en condiciones de sospechar las asombrosas posibilidades que este aparato iba a desarrollar, ni las misteriosas entidades con las que cualquiera de nosotros podía llegar a contactar.

Estamos ante el método más popular para jugar al espiritismo y para muchos también con seres de otros planetas. La palabrita significa SI en los idiomas francés y alemán y con ella se alude a la primera palabra que suele aparecer en las sesiones cuando se pregunta si ¿hay algún espíritu presente?

Es tan antiguo como el espiritismo, alcanzando su momento de máximo esplendor en los salones espiritualistas de finales del siglo XIX y comienzo del XX. Tiene la ventaja, en relación a otros métodos más sofisticados, de su sencillez, claridad y la rapidez con que se obtienen las respuestas.

Anteriormente mencionaba al fallecido presidente venezolano y os propongo celebrar una sesión y contactar con él al objeto de preguntarle cual será el próximo presidente del gobierno español. Si está tan cerca de Dios como afirma Maduro tiene que saberlo.

Personalmente hace más de diez años que no la utilizo y os recomiendo a todos vosotros que si jugáis con ella alejéis a niños y personas influenciables de la sala y tomaros lo que pase como un simple juego.

Más de una desgracia se ha producido por este aparatito y no está en mi ánimo promocionarlo. Simplemente un señor, que no es santo de mi devoción, ha protagonizado dos incidentes en poco tiempo y he pensado un poco en voz alta…