20130317110024-avion.jpg

Este fin de semana han llegado a mis manos una serie de fotografías realmente interesantes que me hace pensar si hablar de ellas o seguir con el tema de la actualización prevista. Al final me inclino por las imágenes, quedando para dentro de unos días el tema que tengo en mente.

Desde siempre se ha utilizado la expresión “una imagen vale más que mil palabras”, pero con lo que a la ufología y fenómenos paranormales respecta no es muy correcta que digamos. Primero la fotografía, y últimamente el video, han sido esgrimidos como autentificación al fenómeno que algunos estudiamos. Existiendo desde siempre el manipulador, quien ha pretendido hacernos pasar por autenticas burdas falsificaciones.

Existen otros tipos de imágenes que podemos denominarlas con el calificativo de “fantasmas”: han captado lo que el ojo humano no ha visto Otras, muestran lo que se puede ver a simple vista, pero son fenómenos de tipo natural o aparatos inventados por el hombre y desconocidos para el fotógrafo de turno.

Al final, después del correspondiente análisis, la inmensa mayoría de esas fotos y videos tienen explicación. La naturaleza a veces es juguetona y nos hace alguna que otra broma, utilizando para ellos nubes.

Estas adoptan formas caprichosas, como la que ilustrar la entrada. A simple vista se puede confundir con un avión de combate. Dudaba en utilizarla o usar otra que afirman apareció en América al conocerse la elección de Francisco I como Papa. Lo de menos es que sea verdad o no que apareció en ese momento. El caso es que tiene forma de ángel.

Hablando de Francisco I hacer constar que podemos  dirigirnos a él como Francisco, ninguno otro ha llevado antes ese nombre y por tanto no inducirá a error ninguno. Esperemos a ver como empieza a firmar.

Al principio hablaba de análisis, lo que me hace que recordar que para la semana que viene me toca recoger los resultados de las analíticas que me realizan mensualmente. La prensa lleva semanas publicando noticias escandalosas de nuestros políticos. Estoy pensando en recopilar sus análisis y publicarlos. Quién sabe, pueden que estén más sucios que lo publicado por la prensa hasta ahora.