Facebook Twitter Google +1     Admin

LEVITAR

20121027201759-humanoide2.jpg

 

A lo largo de estos dos últimos meses he efectuado alguna que otra entrada relacionada con la ordenación de la casuística andaluza que obra en mi poder, llevando hasta estos instantes 234 casos contabilizados. Prácticamente el 75 por ciento de ellos tienen lugar en el triangulo formado por las provincias de Huelva, Sevilla y Cádiz.

Entre los que me han llamado poderosamente la atención existe uno ocurrido en Algeciras (Cádiz) en el año 1949 que ve la luz en un libro publicado por un conocido investigador gaditano y en una revista electrónica en octubre de 1995.

Dos soldados que efectuaban su servicio militar en el Regimiento Extremadura número 15 son destinados a un destacamento existente en una pedanía a unos pocos kilómetros de Algeciras, siendo su misión el custodiar una gasolinera existente en una carretera comarcal que conduce a Málaga.

Uno de ellos se encontraba sobre las 21,30 horas del 27 de abril de 1949 en esa gasolinera esperando a su compañero que traía la cena cuando observa una serie de luces de color púrpura en paralelo con la carretera. Aquellas luces se movían como si se fundieran entre sí y, en la medida en que se aproximaban, se hacían más grandes y su color irradiaba unos matices casi púrpura, verde, azul eléctrico y blanco.

El testigo se encontraba sentado en una piedra de unos 180 kilos de peso y tiene la sensación de que el supuesto ovni hace que tanto la piedra como él se levante del suelo tenido la sensación de que está levitando.

Al regreso de su compañero le recrimina por haber tardado más de dos horas en regresar con la cena, cuando en realidad había tardado tan solo unos minutos, como solía ser habitual.

En la casuística de Andalucía Misteriosa ( http://andaluciamisteriosa.es.tl ) se encuentra el relato completo de este suceso que se me antoja extraño y, como ha ocurrido en otros sucesos que tienen lugar en carreteras andaluzas durante la década de los 60 y 70, con un único testigo. En este caso el empleado de la gasolinera no vio ni observó nada anormal esa noche.

Para ilustrar esta entrada utilizaré un dibujo de un humanoide observado hace ya algún tiempo y que se me antoja un disfraz apropiado para la fiesta que se celebra dentro de unos días, la noche de 31 de octubre al 1 de noviembre.

Os prometo hablar de ese humanoide al igual que del gobierno y de nuestros políticos, que lo están haciendo francamente mal.

 

27/10/2012 20:17 Angel Carretero Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next